RSS

MIRADAS por Alicia Torrón:

20 Abr

MIRADAS… por Alicia Torrón:
Los recuerdos son miradas de distintos matices, que por alguna razón que no se descifrar quedan en tu mente guardados ¿es como si estuvieran en un cofre que de vez en cuando abres ? hoy abrí ese cofre, en el esta el sonido de un reloj, en una antigua casona de Viñayo, al subir la escalera al primer piso te topas con el, desde mis 9 años; se ve  grande ¿inmenso ? es de pie, adentro de su caja se mueve un péndulo que nunca se detiene, de pronto suena, sus campanadas son suaves, armoniosas, la casa entera las escuchara, pero curiosamente no traspasara sus paredes.
Han pasado 59 años, pero aun puedo ver y escuchar ese reloj de la casona de Viñayo.
Una mirada diferente llenaba de colores y de vida otra vieja casona, en sus ventanas los pendientes de la reina y la cristalina lucían sus mejores galas, no importaba la época del año  estaban llenas de flores, en invierno podías verlas tras los vidrios, pero siempre bellísimas, el resto del año de acuerdo a la estación al aire libre en diferentes horarios del dia,ellas con su aspecto mostraban el cuidado y el amor que les proporcionaban.
LLegue a la Portalina, en ella hay otra vieja y señorial casona, adentro se respira conocimiento, cultura; tendría 12 años cuando entre en su espléndida biblioteca, entre numerosos libros había 10 -o-12 tomos grandes, con muchas ilustraciones a color, formaban la obra de los 3 mosqueteros. Tuve el placer de leerla y disfrutarla, espero que alguien la conserve, era una joya.
Allí cerca en el camino a la fuente a mano derecha hay un prado, esta cercado con una pared de piedra no muy alta, como de 1 metro y bastante ancha, la primavera cambia el paisaje todo florece, en ese prado en su parte izquierda  hay lirios silvestres, son amarillos, hay cientos, quien tubo el tiempo para sentarse en esa pared y contemplarlos, suaves, frágiles, pero hermosos, sabe que le dejaron una mirada que le gustaría volver a repetir.
Por hoy llegue al final del camino, estoy en la casa de una abuela que llego a ser centenaria ¿ como la quise ? tenia unos amigos o parientes que vivían en Madrid y la visitaban con bastante frecuencia trayéndole o enviándole hermosos y originales regalos, para una pascua enviaron una caja redonda, dorada, con un gran moño, a la vista ya impactaba pero lo mejor estaba adentro, al abrirla una cerda amamantaba a 12 cerditos gordos, preciosos, hechos de mazapán rosado, la abuela era muy generosa y a pesar de tener muchos nietos algún cerdito y algo mas comí, estaban deliciosos.
Miradas…apenas un grano de arena en el cofre, me gusto abrirlo y recordar,

un saludo Alicia.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20/04/2011 en VIÑAYO MI PUEBLO

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: